You can enable/disable right clicking from Theme Options and customize this message too.



Book Online

* Please Fill Required Fields *
sensor de cámara de vídeo y fotografía en Vigo

Cómo limpiar un sensor de cámara sin dañarlo

Sin categorizar / No Comment / 9 julio, 2019

Como seguramente nos habréis leído en nuestro blog de fotografía y vídeo, si habéis llegado aquí os estaréis haciendo esta pregunta: ¿Cómo saber si las manchas que vemos en nuestras fotos son producidas por la suciedad en el sensor?, si en algunas imágenes vemos que aparecen puntos negros o manchas oscuras que después tenemos que arreglar en el ordenador, es que tenemos un problema. Estas pueden aparecer por dos motivos: por suciedad en el sensor de la cámara o bien en la óptica. Sin embargo, hay una prueba sencilla que nos aportará algo de luz a nuestras dudas. Para averiguar si estas manchas son la consecuencia de un sensor sucio hay que analizar las imágenes que saca nuestra cámara y luego tenemos que realizar una limpieza del sensor de la cámara, pero sin dañarlo.

Hay que tener siempre en cuenta que cuando hacemos una fotografía profesional, la profundidad de campo varía con el diafragma, por lo que para ver las manchas que están pegadas al sensor tendremos que cerrar el diafragma al máximo, o por lo menos hasta f/22. De esta manera, haremos una fotografía hacia una ventana, por ejemplo, o una superficie con mucha luz para que la imagen quede lo más blanca posible para que, si el sensor está sucio, veamos aparecer esta serie de manchas, hay que revisar con frecuencia la limpieza del sensor y más si pensamos realizar una sesión de fotografía de producto, porque necesitamos tener buenas tomas sin manchas.

Para poder solucionarlo, lo primero a tener en cuenta es que hay cámaras que tienen un sistema de limpieza automática. Cuando esta función se activa, la cámara realizará una «limpieza» del sensor, sin embargo, ésta no es muy efectiva. En general la pelusa o el polvo fino es posible que, al moverse el sensor, se desprenda, aunque quedará dentro del cuerpo de la cámara, por lo que existe la posibilidad de que vuelva a posarse de nuevo en el sensor.

Sabiendo esto, si después de activar esta función en la cámara, las manchas persisten, no nos queda otra solución más que realizarlo manualmente. Para ello, activaremos la opción de limpieza manual del sensor. Esta función hace que el espejo de las cámaras réflex se levante y poder acceder así al espejo, una vez fuera el objetivo.

A continuación, os dejamos 5 opciones para realizar una limpieza de sensor adecuada:

  • Cuando tengamos el espejo levantado podemos ver donde se encuentra situada la mota de polvo. En un primer momento podemos soplar aire con una pera para ver si así conseguimos eliminar la suciedad del sensor. También es importante poner la cámara boca abajo cuando realicemos el soplado, ya que tenemos más posibilidades de que así la suciedad salga de la cámara.
  • Si después de esta operación seguimos con el mismo problema, tendremos que realizar un barrido del sensor con los objetos adecuados para ello. Uno de los más antiguos son una serie de pinceles, uno húmedo y otro seco que se pasan por encima del sensor. Primero, el húmedo con el fin de quitar toda la suciedad que pueda estar pegada en el sensor y después el pincel seco. Este sistema es útil cuando tenemos suciedad o grasa.
  • Otra manera de limpiar es con un líquido especial para limpieza de sensores, por ejemplo: Eclipse. Es un líquido que dependiendo del tipo de sensor que tengas tendrás que comprar un tipo u otro.
  • Otra opción parecida a la anterior es limpiar el sensor con alcohol isopropílico. Es un alcohol puro libre de sustancias al 98%. Prácticamente se evapora conforme lo aplicas y no deja residuos. Con este líquido, ayudándote con un bastón de algodón se puede realizar el barrido del sensor, en este caso, hay que cuidar mucho el bastoncillo, para no tocar con el mango de plástico el sensor ya que esto puede dañarlo.
  • Aunque los anteriores son válidos, el sistema más cómodo y menos problemático es un bastón con un cabezal gelatinoso en el cual se adhiere la suciedad. Este sistema es menos invasivo y nos hará mucho más fácil la limpieza sin tener que correr el riesgo de dañarlo mientras realizamos esta limpieza. En los últimos años han salido varios modelos, por ejemplo, el de marca Eyelead va bastante bien. Además del bastón, el kit incluye una serie de pegatinas donde hay que volcar la suciedad adherida al cabezal del bastón.

Limpieza de sensor de cámara

En general, hay que tener en cuenta que es posible que, al limpiar una zona, nos queden algunos residuos en otra, por lo que en la medida de lo posible hay que minimizar la limpieza independientemente del método utilizado, en general cuanto menos toquemos el sensor mejor. Otra cosa a tener en consideración es que las manchas se ven en zonas claras, por eso es prioritario limpiar la parte alta de nuestra fotografía, porque es ahí donde aparecerá el cielo, y normalmente en el resto de la fotografía no se apreciarán tanto las manchas del sensor. Espero que esto os haya ayudado, pero recordad que una maquina en buen estado nos ayudará siempre a hacer fotos estupendas.

Comments are closed.